Artículos

Rugosidad del implante: por qué es importante la superficie a cada nivel

Hablamos sobre la rugosidad del implante y de la importancia de la superficie a cada nivel. Las superficies de los implantes y de los pilares juegan un papel crucial en el éxito del tratamiento a corto y largo plazo. Es la interfaz entre lo vivo y lo inanimado, el punto de encuentro entre la biología y la química. En última instancia, la superficie debe respetar la biología humana para permitir la adhesión del tejido blando y proteger el hueso que se encuentra debajo. De esta forma, se consigue la osteointegración, que es lo que hace posible la implantología.

¿Por qué modificar la superficie?

Cualquier fabricante de implantes que desee maximizar la probabilidad de osteointegración debe tener en cuenta la rugosidad del implante, la composición y la topografía de su superficie1.

¿Por qué son tan importantes estos factores? Estas características de la superficie, juntas, pueden contribuir a:

  • un periodo de cicatrización más reducido;
  • rápida osteointegración; y, finalmente,
  • supervivencia a largo plazo del implante.2,3

En Nobel Biocare hemos elegido la tecnología de la anodización, un proceso en el que tenemos décadas de experiencia. Mediante este proceso electrolítico, aumentamos el grosor de la capa de óxido de titanio, cambiamos la topografía y la química de la superficie y aseguramos la osteoconductividad necesaria.

rugosidad del implante

Figura 1 Para la anodización, el titanio se coloca en un fluido electrolítico. La cantidad de tiempo y el nivel de voltaje determinan la topografía de la capa de óxido.

Más que rugosidad del implante

Cuando leas sobre superficies de implantes dentales, muy probablemente encontrarás una gran cantidad de material sobre el tema de la rugosidad. Pero las características importantes de la superficie van más allá de la rugosidad del implante, a nivel macroscópico, microscópico y nanoscópico.

Macrosuperficie

El diseño de la rosca del implante es esencial para mantener un nivel alto de estabilidad inicial. Los estudios han mostrado que un diseño óptimo de la espira del implante debería proporcionar una alta estabilidad inicial y un mayor anclaje sin crear tensión innecesaria4

Por ejemplo, NobelActive tiene un cuerpo con expansión cónico para condensar el hueso gradualmente y unas hojas de corte en el ápice que permiten minimizar la osteotomía.

 

Microsuperficie

La clave para el éxito de un implante es aumentar el área de su superficie aumentando la porosidad5. Esto permite:

  • aumentar la osteoconductividad;
  • conseguir una rápida aposición de hueso neoformado; y
  • una unión fuerte entre el hueso y el implante.
rugosidad del implante

Figura 2 El cuerpo con expansión cónica del implante NobelActive condensa el hueso gradualmente mientras que las hojas de corte apicales permiten minimizar la osteotomía.

La porosidad de la superficie anodizada moderadamente rugosa de Nobel Biocare permite la formación rápida de hueso y proporciona una unión más fuerte que las alternativas mecanizadas6,7.

De hecho, una revisión sistemática reciente muestra que los implantes con superficie anodizada tienen la mejor tasa de éxito tras 10 o más años en uso5 que otros tipos de superficies, como las chorreadas o las mecanizadas.

rugosidad del implante

Figura 3 La superficie anodizada de Nobel Biocare es osteoconductiva y la formación de hueso se da rápidamente y directamente sobre toda la superficie del implante.
Imagen © 2017 Nobel Biocare Services AG

 

Nanosuperficie

La nanoestructura de una superficie (una escala entre molecular y microscópica) se ha convertido en una consideración de importancia cada vez mayor en la modificación de superficies. Actualmente, se piensa que la nanotopografía influye en las interacciones entre las células y el implante a nivel celular y de proteínas.8

Anclaje de los tejidos duros y blandos: la superficie importa a cada nivel

La osteointegración puede ser considerada como la base principal de los tratamientos con implantes dentales. Sin embargo, no debemos menospreciar la importancia de la adhesión del tejido blando al pilar.

¿Por qué? La adhesión del tejido blando crea una barrera para el hueso que se encuentra debajo, de modo que la protege de bacterias y, por tanto, de inflamaciones asociadas. Además, la superficie lisa del pilar debe permitir el control de retención de placa y facilitar la limpieza mecánica.9,10,11

En esencia, la adhesión del tejido blando forma una base para la salud a largo plazo de los tejidos blandos y la estabilidad duradera del implante.12

rugosidad del implante
rugosidad del implante
rugosidad del implante

Figura 4 Superficie de pilar relativamente lisa comparada con la superficie anodizada del implante. Imágenes © 2018 Nobel Biocare Services AG

Cuando se trata del tejido duro, no deberíamos pasar por alto el hecho de que la estructura y la densidad del hueso mandibular y maxilar no son uniformes.

El hueso cambia desde hueso cortical denso y compacto hasta hueso esponjoso poroso y altamente vascuralizado.

Teniendo en cuenta todos estos niveles tisulares, quizás la tecnología de las superficies en el futuro debería considerar dar un paso adelante y reproducir las transiciones del tejido mediante transiciones en las características de la superficie.

¿Qué significa la superficie para tus pacientes?

A la larga, hay muchos beneficios para tus pacientes que derivan de utilizar las superficies adecuadas de implantes y de pilares. Se ha demostrado que una superficie anodizada de implante, moderadamente rugosa, comparada con una superficie mecanizada, ofrece:

  • estabilidad primaria necesaria para protocolos de función inmediata;5
  • promoción de la osteointegración; y la
  • preservación a largo plazo del nivel de hueso marginal.13

En cuanto a la superficie del pilar, la evidencia clínica indica que una superficie lisa del pilar supone una menor acumulación de placa10,11,12. Además, la adhesión del tejido blando al pilar forma una barrera biológica que protege el hueso subyacente para conseguir salud y estabilidad del tejido a largo plazo.

En conclusión, cuando se trata de superficies de sistemas de implantes, lo rugoso y lo liso han de trabajar juntos para conseguir con éxito la integración de los tejidos y la función del implante a largo plazo.

Referencias

Koshy E, Philip SR. Dental Implant Surfaces: An Overview. Int J Clin Implant Dent 2015;1(1):14-22. Read online

Maló P, Nobre MDA, Gonçalves Y, Lopes A, Ferro A. Immediate function of anodically oxidized surface implants (TiUnite) for fixed prosthetic rehabilitation: Retrospective study with 10 years of follow-up. Biomed Res Int 2016;1-11. Read on ResearchGate

Sul YT, Johansson CB, Röser K, Albrektsson T. Qualitative and quantitative observations of bone tissue reactions to anodised implants. Biomaterials 2002;23:1809–1817. Read on PubMed

Trisi P, Berardini M, Falco A, Podaliri Vulpiani M. Effect of implant thread geometry on secondary stability, bone density, and bone-to-implant contact: A biomechanical and histological analysis. Implant Dent 2015;24(4):384-391. Read on PubMed

Wennerberg A, Albrektsson T, Chrcanovic B. Long-term clinical outcome of implants with different surface modifications. Eur J Oral Implantol 2018;11(supp1): S123–S136. Read on PubMed

Albrektsson T, Johansson C, Lundgren A-K, et al. Experimental studies on oxidized implants. A histomorphometrical and biomechanical analysis. Appl Osseointegrat Research 2000;1(1):21–24.

Omar OM, Lenneras ME, Suska F, et al. The correlation between gene expression of proinflammatory markers and bone formation during osseointegration with titanium implants. Biomaterials 2011;32(2):374–386. Read on PubMed

Mendonça G., Mendonça D. B. S., Aragão F. J. L., Cooper L. F. Advancing dental implant surface technology—from micron- to nanotopography. Biomaterials. 2008;29(28):3822–3835. Read on PubMed

Quirynen M, van der Mei HC, Bollen CM, Schotte A, Marechal M, Doornbusch GI, Naert I, Busscher HJ, van Steenberghe D. An in vivo study of the influence of the surface roughness of implants on the microbiology of supra- and subgingival plaque. J Dent Res 1993; 72: 1304-1309. Read on PubMed

Elter C, Heuer W, Demling A, Hannig M, Heidenblut T, Bach FW, Stiesch-Scholz M. Supra- and subgingival biofilm formation on implant abutments with different surface characteristics. Int J Oral Maxillofac Implants 2008; 23: 327-334. Read on PubMed

Quirynen M, Bollen CM, Papaioannou W, Van Eldere J, van Steenberghe D. The influence of titanium abutment surface roughness on plaque accumulation and gingivitis: short-term observations. Int J Oral Maxillofac Implants 1996; 11: 169-178. Read on PubMed

Bürgers, R, Gerlach, T, Hahnel, S, Schwarz, F, Handel, G, Gosau, M. In vivo and in vitro biofilm formation on two different titanium implant surfaces. Clin Oral Implants Res 2002;21:156-164. Read on PubMed

Karl, M. and Albrektsson, T. Clinical performance of dental implants with a moderately rough (TiUnite) surface: A meta-analysis of prospective clinical studies, Int J Oral Maxillofac Implants. 2017 Jul/Aug;32(4):717-734. Read on PubMed